CRÓNICA Una vida por delante | Annel Borque Reyes

Imágenes de Sarah Bochaton

1

Se podría decir que mi vida ha sido muy feliz, sin embargo, he pasado por procesos difíciles. Uno de ellos ocurrió cuando estaba en cuarto de primaria. Era un pequeño derrame en el ojo izquierdo. Me llevaron con varios oftalmólogos, pero no le daban importancia. Pasaron seis meses y el derrame se convirtió en carnosidad. En la quinta visita al médico me dijeron que tendrían que operarme.
No sabía cuándo iba a ocurrir, pero sí sabía que no sería nada agradable.
Estaba en la fiesta de cumpleaños de Rubí. Llegó mi mamá antes de lo planeado, se acercó y me dijo: “Nos vamos, mañana te operan”. Esas fueron las palabras más aterradoras que he escuchado hasta ahora. Me despertaron temprano y me llevaron al hospital. Entré al quirófano, donde me pusieron anestesia. Luego me dijeron que contara hasta diez y lentamente cerré los ojos.
Hubo algunos cambios significativos. No fui a clases durante un mes. Era desesperante no ver a mis amigos y estar en casa todo el día. Sufría mucho cuando me ponían el medicamento, quería tener mi ojo libre de nuevo. El doctor nos indicó que tendría que usar lentes de sol por el resto de mi vida. Al principio era incómodo porque iba a clases y todos me preguntaban por qué traía los lentes. Después de dos semanas me acostumbré y hasta la fecha no puedo estar en el sol sin usar protección.
A pesar de todo, esto trajo cosas positivas. Una de ellas fue mi primera visita a Disney. Estaba recién operada y mis papás, en lugar de la playa, optaron por ir a Orlando. Ese viaje fue toda una aventura para mí. En el momento en que entré al parque sentí que la felicidad invadía todo mi cuerpo.

2

Para mi viajar es uno de los más grandes placeres de la vida. Desde pequeña mis papás me han llevado a muchas partes. Lo que más me gusta de viajar es conocer nuevos lugares, culturas y personas. Al viajar me doy cuenta de lo grande que es el mundo y de las tantas historias que oculta cada lugar.
Sin duda, adoro estar en Disney. En lugar de fiesta de quince años, elegí un viaje. Me acompañó mi familia, Sandy, Pau y Annie. Cada día aprendí diferentes lecciones de vida, pero la más emocionante ocurrió en Island of Adventure.
Se hizo costumbre recorrer el parque en grupo, comer y después cada quién se iba a donde quería. En ese momento nos quedamos Pau, Miguel y yo solos. En uno de los juegos de Harry Potter, no tenía tanta fila debido a su rudeza, mientras esperábamos se unió alguien más, un muchacho guapo de nombre Mason.
Platicamos durante la espera y durante el juego. Nos volvimos a subir pero esta vez a él le tocó en otra fila. Cuando su dragón de la montaña rusa avanzaba me volteó a ver y dijo: “You’re so pretty, I was lucky to meet you”. Y esa fue la última vez que lo vi. Si algo me dejó ese viaje fue optimismo. Siempre tendré la esperanza de encontrarme con él.

3

Al verme ante un espejo me visualizo como una persona segura de sí misma. Como todo ser humano tengo virtudes y defectos. Soy una persona que lucha por lo que quiere, me gusta ayudar a las personas y me gusta que me den un trato amigable. Actualmente mi meta es ser feliz sin importar las situaciones que esté viviendo. Esas son algunas de mis virtudes.
Por el otro lado, también soy una persona con un carácter muy fuerte, demasiado desesperada y autoritaria. A raíz de una conversación con mi madre sobre el control de las emociones, trato de ser lo más tranquila que se pueda. La vida se disfruta más sonriendo.
Me encanta pasar el tiempo con mi familia y amigos. Para mí, la familia es joya muy valiosa. Ellos han estado conmigo en cada momento de éxito y de fracaso. Siempre he pensado que una persona sin familia no logrará encontrar la felicidad. Mis amigos me alegran los días.
Mi mayor sueño es cambiar al mundo, mi gran preocupación es el medio ambiente. Por eso quiero hacer una ingeniería química ambiental. Pienso que esa profesión me puede abrir muchas puertas en empresas importantes. Además, me motiva a seguir con mis estudios y superarme día a día.


4

Actualmente tengo dos nacionalidades. Mi mamá es mexicana y mi papá es de padres españoles por lo tanto yo soy ambas. Quisiera hablar de las dos pero no he tenido la oportunidad de visitar España. Como siempre he vivido en México, hablaré de este magnífico lugar.
Mucha gente piensa que la única ciudad de México es Cancún; están equivocados. Mi país es un lugar hermoso lleno de cultura y de secretos. He tenido la oportunidad de conocer muchos lugares. Entre mis favoritos se encuentran San Miguel de Allende y San Cristóbal de las Casas. Quisiera visitar Puebla y Michoacán en un futuro.
También amo la comida mexicana, mi platillo favorito son las enchiladas o los tacos. Su cultura y sus paisajes son bellísimos. Los mexicanos me hacen sentir como si todos fuéramos amigos. A pesar de todas las cosas buenas que tiene México, la política siempre ha sido su punto débil. Me molesta mucho que, quienes nos gobiernan, hagan lo que quieran con nuestro dinero y no lo inviertan en proyectos como mejor alumbrado, pavimento, nuevas escuelas, etc. Si tuviera la oportunidad de ser presidente por un día, lo primero que haría sería despedir a todos los políticos corruptos que han robado millones. Para mí, el cambio es ahora, no esperaré a que esté grande. Ojalá que buena gente nos gobierne y que crezcamos al punto en que los demás países nos reconozcan como gente trabajadora y honesta.

5

Soy católica. Fui bautizada al año y a los diez años hice la primera comunión. Estuve mucho tiempo en catequesis, donde me enseñaron muchos sobre Dios. Actualmente pienso que la iglesia nos miente en muchos sentidos. Una vez mientras viajaba en carretera con mi papá, discutíamos sobre un libro llamado las mentiras fundamentales de la iglesia. Él me explicó que la fe no se trata de ir todos los domingos a la iglesia y rezar el credo. La fe es aprender a vivir en armonía con el prójimo y consigo mismo.
Hay tantas cosas que quiero aprender y la lectura puede ser la mejor maestra. Yo no leo por seguir modas o para decirle a la gente que lo hago. Yo leo para viajar a otros mundos. Le agradezco a mis papás por inculcarme ese hábito desde pequeña y porque todo lo que me han enseñado me ha hecho la persona que soy en este momento. Otra cosa que aprendí al leer es que los valores son lo más importante en una sociedad. Sin valores el individualismo aumentaría de forma alarmante.


6

Estos últimos tres años se pasaron volando. Parece que ayer entré a primero de secundaria. En estos tres años conocí a nuevos amigos, profesores y personas que han marcado mi vida. He aprendido nuevos valores que día a día se van fortaleciendo.
En primero todo era diferente. Tenía miedo de no ser aceptada por mis compañeros. Tuve un novio a finales del ciclo, más que nada lo hice porque me dejé llevar y quería experimentar nuevas sensaciones. Fue muy lindo, pero sabía que no era correcto.
En segundo y tercero ya me había acostumbrado a la rutina. Iba al colegio en la mañana, entrenaba basquetbol por la tarde y en la noche hacía la tarea que me faltaba. Esa fue la rutina por mucho tiempo hasta que empezó tercero. Un día antes de entrar a clases mi papá recibió una llamada urgente. Tuvimos que salir de la ciudad por casi dos meses. Cuando regresamos nos cambiamos de casa; como la casa estaba muy lejos del colegio me salí del equipo de básquet.
En el periodo de los últimos seis meses mi rutina cambió por completo. Al principio fue difícil acostumbrarme, pero el tiempo arregló todo. He aprendido que en la vida hay muchas altas y bajas, amigos van y vienen. Mi vida es el resultado de mis decisiones. Todavía me queda una vida por delante y un camino que recorrer.



Annel Borque Reyes. Alumna de tercero de secundaria del Colegio Alemán Torreón. Escribir una autobiografía corresponde al penúltimo proyecto de la materia de Español. "Una vida por delante", es resultado de este ejercicio.   


Comparte

Otras entradas

CRÓNICA Una vida por delante | Annel Borque Reyes
4 / 5
Oleh

Suscríbete vía email

Inserte su dirección de correo electrónico para suscribirse

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.