BREVIARIOS DE YAAZKAL Lluvia enemiga | Yaazkal Ruiz C.


Sé que las nubes no pueden agotarse pero deberían hacerlo. Agotarse, tal como me pasa cuando voy a mis partidos de futbol, o cuando mi mamá me pone a lavar la cochera de la casa. Cuando volteo hacia el cielo, me hago ilusiones de que las nubes no están. Pobre de mí, las nubes cargadas de agua están sobre la casa, sobre la ciudad y el país. Para mi abuela no es bueno desear que no llueva, la lluvia es en sí una bendición de la naturaleza. Perdón, abuela, la lluvia debería irse. Pienso en todos los beneficios, los árboles que crecen, las plantas, las milpas. Aún así, estas lluvias has sido crueles y dolorosas. Son lluvias enemigas. Veo a mi mamá encender el coche en la mañana y aventarse como quien lo hace desde un paracaídas a la inundación. Las calles son lagos enormes y debajo de estos, lo impredecible. Mi madre y yo vimos un sinfín de autos varados, otros, sepultados en socavones. Los socavones no se ven y los autos caen. Niños, adolescentes, madres de familia, trabajadores, todos mojados porque los choferes pasan a toda velocidad. Es una pena que seamos tan inconscientes. Además ¿cuál es la prisa? Daños materiales, daños cuantiosos sobre los más desprotegidos. Con la inundación, imposible llegar a tiempo. Los profesores también han padecido la lluvia y esta semana han llegado tarde. Esta lluvia es enemiga y para nada romántica. No quiero verla, no. Cierro las cortinas de las ventanas.

Ilustración | Imágenes de Google

Comparte

Otras entradas

BREVIARIOS DE YAAZKAL Lluvia enemiga | Yaazkal Ruiz C.
4 / 5
Oleh

Suscríbete vía email

Inserte su dirección de correo electrónico para suscribirse

Recordamos a nuestros lectores que todo mensaje de crítica, opinión o cuestionamiento sobre notas publicadas en la revista, debe estar firmado e identificado con su nombre completo, correo electrónico o enlace a redes sociales. NO PERMITIMOS MENSAJES ANÓNIMOS. ¡Queremos saber quién eres! Gracias.